¿Cuál es la Diferencia entre el CBG y el CBD?

¿Cuál es la Diferencia entre el CBG y el CBD?

Conocer cuál es la Diferencia entre el CBG y el CBD es el objetivo de este post.

Actualmente tenemos mucha más información relevante sobre el CBD que sobre el CBG , aún así vamos a intentar en este post un acercamiento al CBG, resaltando sus similitudes y diferencias con el CBD, así como su acción terapéutica.

El CBG (cannabigerol) y el CBD (cannabidiol) son dos de los muchos cannabinoides que se encuentran en la planta de cannabis. Aunque comparten algunas similitudes en términos de su origen y propiedades terapéuticas potenciales, también tienen diferencias significativas.

¿Qué es el CBG?

El CBG, o cannabigerol, es un cannabinoide que se encuentra en la planta de cannabis. Es uno de los cannabinoides menos abundantes en la planta, y a menudo se lo conoce como el «cannabinoides madre» o «padre» porque es el precursor de otros cannabinoides más conocidos, como el THC (tetrahidrocannabinol) y el CBD (cannabidiol).

El CBG se forma a partir del cannabigerolácido (CBGA), que es el compuesto químico inicial en la biosíntesis de los cannabinoides en la planta de cannabis. A medida que la planta madura y se desarrolla, el CBGA se convierte en otros cannabinoides a través de procesos enzimáticos. Por ejemplo, cuando el CBGA se expone a la enzima THCA sintasa, se convierte en THCA (que luego se convierte en THC cuando se calienta), y cuando se expone a la enzima CBDA sintasa, se convierte en CBDA (que luego se convierte en CBD cuando se calienta).

Aunque el CBG se encuentra en concentraciones mucho más bajas que el THC o el CBD en la mayoría de las variedades de cannabis, ha ganado interés en la investigación médica debido a sus posibles propiedades terapéuticas. Se ha sugerido que el CBG puede tener propiedades antiinflamatorias, analgésicas, antioxidantes y neuroprotectoras, y se ha estudiado en relación con diversas condiciones médicas, como el glaucoma, el síndrome de intestino irritable (SII) y enfermedades neurodegenerativas.

¿Cómo funciona el CBG?

El cannabigerol (CBG) es un cannabinoide que interactúa con el sistema endocannabinoide (SEC) del cuerpo humano y de otros mamíferos. El sistema endocannabinoide es un sistema de señalización biológica que regula una variedad de funciones fisiológicas y procesos en el cuerpo, incluyendo la regulación del dolor, la respuesta inmunitaria, el estado de ánimo, el apetito, el sueño y más. El CBG interactúa con este sistema de la siguiente manera:

  1. Receptores de cannabinoides: El CBG puede unirse a los receptores de cannabinoides en el cuerpo, específicamente a los receptores CB1 y CB2. Los receptores CB1 se encuentran principalmente en el sistema nervioso central, mientras que los receptores CB2 se encuentran principalmente en el sistema inmunitario y en tejidos periféricos. La unión a estos receptores puede tener efectos en diversas funciones biológicas.
  2. Modulación de neurotransmisores: El CBG también puede afectar la liberación y la actividad de neurotransmisores en el cerebro y el sistema nervioso. Esto puede tener un impacto en la regulación del dolor, el estado de ánimo y otros procesos neurológicos.
  3. Interacción con otros cannabinoides: El CBG no actúa de forma aislada en el organismo. En cambio, puede interactuar con otros cannabinoides, como el THC y el CBD, modificando sus efectos. Por ejemplo, el CBG se ha estudiado por su potencial para atenuar algunos de los efectos psicoactivos no deseados del THC.
  4. Influencia en la homeostasis: El sistema endocannabinoide, regulado en parte por la acción de cannabinoides como el CBG, desempeña un papel importante en mantener la homeostasis, es decir, el equilibrio interno del cuerpo. Ayuda a regular y ajustar las respuestas del cuerpo a cambios en el entorno y las necesidades internas.

Es importante destacar que la investigación sobre el CBG está en sus primeras etapas, y todavía se está investigando para comprender completamente sus efectos y beneficios potenciales. Además, la respuesta individual a los cannabinoides puede variar según la genética y otros factores, por lo que lo que funciona para una persona puede no funcionar de la misma manera para otra.

 

cbg cbd thc

Usos y beneficios del CBG

Cuando hablamos de sus usos y beneficios, siempre me gusta dejar claro, que estamos en una etapa muy temprana de la investigación y todo hay que tomarlo con cautela, ya que el interés suscitado es grande pero su conocimiento limitado.

El cannabigerol (CBG) es un cannabinoide que ha ganado interés en la comunidad médica y de investigación debido a sus posibles beneficios terapéuticos, entre los cuales podríamos destacar.

  1. Propiedades antiinflamatorias: El CBG ha demostrado tener propiedades antiinflamatorias en estudios con animales. Lo que sugiere que podría ser útil en el tratamiento de afecciones inflamatorias, como la enfermedad de Crohn y el síndrome de intestino irritable (SII).
  2. Propiedades analgésicas: Se ha observado que el CBG tiene propiedades analgésicas, lo que lo convierte en un candidato potencial para el tratamiento del dolor crónico.
  3. Glaucoma:  Se cinoribado su capacidad para reducir la presión intraocular, lo que podría ser beneficioso para las personas con glaucoma.
  4. Propiedades neuroprotectoras: Algunos estudios han sugerido que el CBG podría tener propiedades neuroprotectoras, lo que significa que podría ayudar a proteger las células cerebrales y tener aplicaciones en el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson.
  5. Trastornos de ansiedad y depresión: Aunque se necesita más investigación, algunos estudios en animales han sugerido que el CBG podría tener efectos ansiolíticos (contra la ansiedad) y antidepresivos.
  6. Efectos antimicrobianos: El CBG ha mostrado actividad antimicrobiana en estudios de laboratorio, lo que sugiere que podría ser útil en la lucha contra infecciones bacterianas, especialmente aquellas resistentes a los antibióticos.
  7. Estimulación del apetito: A diferencia del THC, que a menudo se asocia con un aumento del apetito, el CBG podría actuar como un regulador del apetito, lo que podría ser beneficioso para quienes buscan controlar su ingesta de alimentos.
  8. Cáncer: Algunas investigaciones preliminares sugieren que el CBG podría tener propiedades antitumorales y que podría inhibir el crecimiento de células cancerosas en ciertos tipos de cáncer, aunque se necesita mucha más investigación en esta área.
Leer más  Piel Quemada y CBD

La mayoría de estos beneficios se basan en estudios en animales o en investigaciones preliminares, y se necesita más investigación clínica en humanos para confirmar y comprender completamente los efectos terapéuticos del CBG. Antes de usar CBG con fines terapéuticos, es esencial hablar con un profesional de la salud o médico para obtener orientación adecuada. Además, es importante tener en cuenta las leyes y regulaciones locales sobre el uso de cannabinoides en tu zona o región.

¿Qué es el CBD?

El CBD, o cannabidiol, es un cannabinoide que se encuentra en la planta de cannabis, tanto en el cannabis sativa como en el cannabis indica. Es uno de los compuestos químicos más estudiados y conocidos de la planta de cannabis. El CBD no tiene propiedades psicoactivas significativas, lo que significa que no produce los efectos psicotrópicos o «colocón» asociados con el THC (tetrahidrocannabinol), otro cannabinoide presente en la planta de cannabis.

El CBD ha ganado una gran atención y popularidad debido a sus posibles beneficios terapéuticos y su perfil de seguridad. Algunos de los aspectos clave del CBD incluyen:

  1. Propiedades terapéuticas: Se ha investigado y estudiado ampliamente por su potencial en el tratamiento de una variedad de afecciones médicas y trastornos, como la epilepsia, la ansiedad, la depresión, el dolor crónico, la inflamación, el insomnio y más. El CBD ha sido aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) como tratamiento para ciertos tipos de epilepsia, como el síndrome de Lennox-Gastaut y el síndrome de Dravet.
  2. Seguridad: En general, el CBD se considera seguro y bien tolerado, con efectos secundarios leves que pueden incluir somnolencia, sequedad bucal y cambios en el apetito. No parece tener un potencial significativo de abuso ni produce adicción.
  3. No psicoactivo: A diferencia del THC, el CBD no altera la mente ni produce una sensación de estar «colocado». Esto lo hace atractivo para quienes buscan alivio de síntomas sin los efectos psicoactivos del cannabis.
  4. Regulación legal: La legalidad del CBD varía según el país y el estado. En muchos lugares, el CBD derivado del cáñamo con un contenido de THC inferior al 0,3% se considera legal, mientras que el CBD derivado de la marihuana con un contenido de THC más alto puede estar sujeto a restricciones más estrictas.
  5. Variedad de productos: El CBD se encuentra en una variedad de productos, como aceites, cápsulas, gomitas, cremas tópicas y más. Los usuarios pueden elegir la forma que mejor se adapte a sus necesidades y preferencias.

Aunque hay mucho aún por aprender acerca del CBD, es evidente que todo lo que conocemos hoy día suele ser positivo de cara a sus posibles mejoras de la calidad de vida.

Cómo funciona el CBD

El CBD, o cannabidiol, interactúa con el cuerpo humano a través del sistema endocannabinoide (SEC). El sistema endocannabinoide es un sistema de señalización biológica que se encuentra en todos los mamíferos, incluyendo a los seres humanos, y desempeña un papel clave en la regulación de una amplia variedad de funciones fisiológicas y procesos en el cuerpo.

El CBD interactúa con el sistema endocannabinoide de la siguiente manera:

  1. Receptores de cannabinoides: El sistema endocannabinoide cuenta con dos tipos principales de receptores de cannabinoides: los receptores CB1 y CB2. Los receptores CB1 se encuentran principalmente en el sistema nervioso central, incluyendo el cerebro, mientras que los receptores CB2 se encuentran principalmente en el sistema inmunitario y en tejidos periféricos, como la piel y el sistema digestivo. El CBD no se une directamente a estos receptores de la misma manera que lo hace el THC, el cannabinoide psicoactivo más conocido.
  2. Modulación de neurotransmisores: El CBD influye en el sistema endocannabinoide al modificar la liberación y la actividad de neurotransmisores en el cerebro y el sistema nervioso. Por ejemplo, puede aumentar la disponibilidad de anandamida, un endocannabinoide producido por el cuerpo, al inhibir la enzima que normalmente lo descompone. Esto puede tener un impacto en la regulación del dolor, la ansiedad y otros procesos neurológicos.
  3. Interacción con otros sistemas de señalización: El CBD también puede interactuar con otros sistemas de señalización en el cuerpo, como el sistema serotoninérgico, que está involucrado en la regulación del estado de ánimo y la ansiedad.
  4. Efectos antioxidantes y antiinflamatorios: El CBD ha demostrado tener propiedades antioxidantes y antiinflamatorias en estudios de laboratorio. Esto significa que puede ayudar a reducir la inflamación y proteger las células del daño oxidativo.

El CBD se ha utilizado con éxito en el tratamiento de una variedad de afecciones, incluyendo la epilepsia, la ansiedad, el dolor crónico y la inflamación. Sin embargo, es importante hablar con un profesional de la salud antes de usar CBD con fines terapéuticos. Además, las leyes y regulaciones sobre el uso de cannabinoides pueden variar según la ubicación, por lo que es importante conocer las normativas locales.

Usos y beneficios del CBD

La funcionalidad o el uso del producto va a depender en última instancia de la persona. Los mismos compuestos dos organismos pueden reaccionar de manera opuesta, es por ello que siempre aconsejamos ir poco a poco hasta sentirnos seguros con esta maravillosa molécula.

  1. Alivio del dolor: El CBD ha demostrado tener propiedades analgésicas en estudios preclínicos y clínicos. Se utiliza para el alivio del dolor en afecciones como el dolor crónico, la artritis y las lesiones deportivas.
  2. Reducción de la ansiedad y la depresión: El CBD ha sido estudiado por sus efectos ansiolíticos y antidepresivos. Puede ayudar a reducir los síntomas de la ansiedad social, el trastorno de ansiedad generalizada y la depresión.
  3. Control de las convulsiones: El CBD ha sido aprobado por la FDA para el tratamiento de ciertos tipos de epilepsia, como el síndrome de Lennox-Gastaut y el síndrome de Dravet, debido a su capacidad para reducir la frecuencia y la gravedad de las convulsiones.
  4. Propiedades antiinflamatorias: El CBD puede ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo. Haciendolo útil en el tratamiento de afecciones inflamatorias como la artritis reumatoide, la enfermedad de Crohn y la esclerosis múltiple.
  5. Mejora del sueño: El CBD ayuda a conciliar el sueño y a mejorar la calidad del mismo.
  6. Alivio de los síntomas de trastornos neurológicos: En relación con trastornos neurológicos como el Parkinson, el Alzheimer y la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) .
  7. Reducción de los síntomas de náuseas y vómitos: El CBD puede ayudar a reducir las náuseas y los vómitos. Util en el tratamiento de los efectos secundarios de la quimioterapia y otras afecciones que causan náuseas.
  8. Apoyo en la salud mental: Algunas investigaciones evidencian tener beneficios en la reducción del estrés y la mejora del bienestar emocional.
  9. Ayuda en el tratamiento de trastornos psicóticos: Algunos estudios han encontrado que puede tener efectos beneficiosos en el manejo de los síntomas.
Leer más  Aprende como administrar aceite CBD en el cuerpo para lograr el  efecto deseado

Siempre es importante consultar con nuestro médico antes de iniciar el uso del CBD.

 

cogollos cbd

 

Similitudes entre el CBG y CBD

El CBG (cannabigerol) y el CBD (cannabidiol) son dos cannabinoides que se encuentran en la planta de cannabis y tienen algunas similitudes. Aquí hay algunas de las similitudes entre el CBG y el CBD:

  1. No son psicoactivos: Tanto el CBG como el CBD no tienen efectos psicoactivos significativos. Esto significa que no producen una sensación de estar «colocado» o eufórico, a diferencia del THC, otro cannabinoide conocido por sus efectos psicotrópicos.
  2. Potencial terapéutico: Ambos cannabinoides han demostrado potencial terapéutico en estudios preclínicos y clínicos. Se han estudiado por sus posibles efectos en una variedad de afecciones médicas, como la epilepsia, el dolor crónico, la inflamación, la ansiedad y más.
  3. Interacción con el sistema endocannabinoide: Tanto el CBG como el CBD interactúan con el sistema endocannabinoide (SEC) del cuerpo humano. El SEC es un sistema de señalización biológica que regula una variedad de funciones fisiológicas y procesos en el cuerpo. Ambos cannabinoides afectan a este sistema de manera diferente.
  4. Reducción de la inflamación: Tanto el CBG como el CBD han mostrado propiedades antiinflamatorias en estudios de laboratorio y en modelos animales. Esto los hace potencialmente útiles en el tratamiento de afecciones inflamatorias.
  5. Potencial neuroprotector: El CBG como el CBD tienen propiedades neuroprotectoras.  Beneficiosos en el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer y el Parkinson.
  6. Seguridad: Ambos cannabinoides se consideran generalmente seguros y bien tolerados cuando se utilizan adecuadamente. Tienen efectos secundarios leves y no parecen tener un potencial significativo de abuso o adicción.
  7. Interacciones con otros cannabinoides: Tanto el CBG como el CBD pueden interactuar con otros cannabinoides presentes en la planta de cannabis y modificar sus efectos. Por ejemplo, se ha estudiado la capacidad del CBG para atenuar algunos de los efectos psicoactivos no deseados del THC.

Diferencias entre el CBG y el CBD

Dado que el CBG y el CBD son dos cannabinoides diferentes, te proporcionaré información sobre las diferencias entre el CBG y el CBD:

  1. Estructura química:
    • CBG (cannabigerol): El CBG es un cannabinoide precursor que se forma temprano en el proceso de biosíntesis de cannabinoides en la planta de cannabis. Su estructura química es similar a la del CBD y el THC, pero se diferencia en algunos aspectos específicos de su estructura molecular.
    • CBD (cannabidiol): El CBD es otro cannabinoide presente en la planta de cannabis. Tiene una estructura química distinta al CBG y al THC. El CBD es conocido por ser no psicoactivo, lo que significa que no produce efectos psicotrópicos.
  2. Concentración en la planta de cannabis:
    • El CBG suele estar presente en la planta de cannabis en concentraciones mucho más bajas que el CBD. El CBG es considerado un «cannabinoide menor» debido a su baja presencia en las variedades de cannabis.
  3. Propiedades y efectos:
    • CBG (cannabigerol): El CBG se cree que tiene un potencial terapéutico similar al CBD y al THC, aunque la investigación está en sus primeras etapas. Se ha estudiado por sus posibles propiedades antiinflamatorias, analgésicas y neuroprotectoras. También se ha investigado en relación con el glaucoma, el síndrome de intestino irritable (SII) y otras condiciones médicas.
    • CBD (cannabidiol): El CBD es uno de los cannabinoides más estudiados y se ha asociado con una variedad de beneficios terapéuticos potenciales. Entre los mas efectivos esta la reducción de la ansiedad, el alivio del dolor, la mejora del sueño y la reducción de la inflamación. A diferencia del THC, el CBD no es psicoactivo y no produce una sensación de estar «colocado».
  4. Disponibilidad y productos: El CBD está más ampliamente disponible en una variedad de productos, como aceites, cápsulas, gomitas, cremas y más. En cambio el CBG es menos común en el mercado y puede ser más costoso de producir debido a su baja concentración en la planta.