El uso del aceite de semilla de cannabis para condiciones capilares: más allá del CBD

El uso del aceite de semilla de cannabis para condiciones capilares: más allá del CBD

El cannabis ha sido objeto de debate y exploración en diversos campos, desde la medicina hasta la belleza. Aunque el CBD ha acaparado la atención en el cuidado del cabello, no debemos pasar por alto otro componente valioso: el aceite de semilla de cannabis. Este aceite, extraído de las semillas de la planta de cannabis, ofrece beneficios sorprendentes para la salud capilar que te mostraremos más adelante.

De hecho, algunos expertos consideran que este aceite es incluso más beneficioso que el CBD para ciertas condiciones.

capilares

¿En qué condiciones capilares puede ser útil el aceite de semilla de cannabis?

El aceite de semilla de cannabis se extrae de las semillas de la planta de cannabis. A diferencia del aceite de CBD, no contiene compuestos psicoactivos como el THC.

El aceite de semilla de cannabis está repleto de ácidos grasos esenciales, como el ácido linoleico y el ácido alfa-linolénico, que son vitales para la salud del cuero cabelludo y el cabello. Estos ácidos grasos ayudan para una variedad de condiciones capilares, incluyendo:

Cabello seco y quebradizo: Se caracteriza por una falta de hidratación y elasticidad, lo que lo hace propenso a la rotura, el encrespamiento y la falta de brillo.

Causas:

  • Factores externos: Lavado excesivo con champú, uso de herramientas de calor (planchas, secadores), exposición al sol, cloro o agua salada, ambientes secos.
  • Factores internos: Deshidratación, mala alimentación, deficiencias nutricionales (vitaminas A, B y E), desequilibrios hormonales, estrés, algunos medicamentos.
  • Condiciones médicas: Dermatitis seborreica, psoriasis, tricotilosis.

El aceite de semilla de cannabis hidrata y nutre el cabello, haciéndolo más suave, manejable y menos propenso a la rotura en cualquiera de las condiciones medicas anteriormente mencionadas.

Caspa y cuero cabelludo seco:

La caspa y el cuero cabelludo seco son dos problemas comunes que pueden afectar a personas de todas las edades. Si bien no son graves en sí mismos, pueden resultar molestos e incluso afectar la apariencia del cabello.

La caspa, también conocida como pitiriasis capitis, es una condición que se caracteriza por la descamación excesiva del cuero cabelludo. Las células muertas de la piel se acumulan y se desprenden en forma de escamas blancas, visibles especialmente en el cabello y la ropa.

¿Qué causa la caspa?

Las causas exactas de la caspa aún no se comprenden completamente, pero se cree que se debe a una combinación de factores:

  • Crecimiento excesivo de hongos: Un hongo llamado Malassezia reside naturalmente en el cuero cabelludo de la mayoría de las personas. Sin embargo, en algunas personas, este hongo crece descontroladamente, lo que puede contribuir a la caspa.
  • Piel seca: La piel seca del cuero cabelludo puede hacer que las células muertas de la piel se desprendan más fácilmente, lo que aumenta la visibilidad de la caspa.
  • Lavado excesivo o insuficiente del cabello: Lavar el cabello con demasiada frecuencia puede eliminar los aceites naturales del cuero cabelludo, lo que lo reseca y empeora la caspa. Por otro lado, no lavarlo lo suficiente permite que se acumulen las células muertas de la piel y el hongo Malassezia.
  • Factores externos: El estrés, los cambios hormonales, ciertos medicamentos y algunas condiciones de la piel como la dermatitis seborreica también pueden contribuir a la caspa.
Leer más  ¿Qué es El Cáñamo?

El aceite de semilla de cannabis ayuda a equilibrar la producción de sebo y calma la irritación del cuero cabelludo, reduciendo la caspa y la descamación.

Pérdida de cabello:

La caída del cabello, también conocida como alopecia, es un problema común que afecta a personas de todas las edades, tanto hombres como mujeres. Si bien no es una enfermedad grave en sí misma, puede ser una fuente de preocupación y afectar la autoestima.

Causas de la caída del cabello:

  • Factores hereditarios: La causa más común de la caída del cabello es la alopecia androgenética, también conocida como calvicie de patrón masculino o femenino. Esta condición está determinada genéticamente y se caracteriza por un adelgazamiento progresivo del cabello en la parte superior de la cabeza.
  • Factores hormonales: Los cambios hormonales, como los que ocurren durante el embarazo, el parto, la menopausia o la andropausia, pueden provocar una caída temporal del cabello.
  • Estrés: El estrés excesivo puede desencadenar la caída del cabello en algunas personas.
  • Condiciones médicas: Algunas condiciones médicas como la alopecia areata (pérdida de cabello en parches redondos), la tiroiditis, la anemia y el lupus pueden provocar la caída del cabello.
  • Deficiencias nutricionales: La deficiencia de ciertos nutrientes como hierro, zinc o biotina puede contribuir a la caída del cabello.
  • Medicamentos: Algunos medicamentos, como los utilizados para tratar el cáncer o la depresión, pueden causar la caída del cabello como efecto secundario.
  • Peinados y tratamientos agresivos: Peinados que tensionan el cabello, como trenzas o coletas apretadas, y tratamientos químicos como permanentes o alisados ​​pueden dañar el cabello y provocar su caída.

Tratamiento

Aunque no existe una solución universal para la caída del cabello. El mejor tratamiento para ti dependerá de la causa subyacente de la caída del cabello y de tu estado general de salud. Existen diversos tratamientos disponibles para la caída del cabello, dependiendo de la causa y la severidad del problema. Algunos de los casos presentados pueden detenerse o revertir con un diagnóstico preciso se puede recibir un plan de tratamiento personalizado.

Entre las nuevas armas que se disponen para el tratamiento de la caída del cabello se encuentra el aceite de semilla de cannabis por sus propiedades antiinflamatorias que podrían ayudar a disminuir la inflamación del cuero cabelludo, un factor que a menudo contribuye a la caída del cabello

aceite cosmetico

 Dermatitis seborreica y psoriasis:

La psoriasis del cuero cabelludo y la dermatitis seborreica del cuero cabelludo son afecciones comunes que afectan la piel de esta área. Aunque comparten algunos síntomas, también presentan diferencias notables:

  1. Psoriasis del cuero cabelludo:
    • Las escamas en la psoriasis suelen ser más gruesas y secas que las de la dermatitis seborreica.
    • La psoriasis tiende a extenderse más allá de la zona de nacimiento del cabello.
    • Además del cuero cabelludo, la psoriasis generalmente afecta más de una zona del cuerpo
  2. Dermatitis seborreica del cuero cabelludo:
    • Las escamas en la dermatitis seborreica son más finas y grasosas.
    • La dermatitis seborreica también se denomina caspa y puede desaparecer sin tratamiento.
    • En algunos casos, se pueden usar champús con receta médica u otros productos a largo plazo para eliminar los síntomas y evitar brotes
Leer más  CBD para el dolor de huesos

Tratamiento para Dermatitis seborreica y psoriasis:

No existe una cura para la psoriasis ni la dermatitis seborreica, no obstante los tratamiento hasta ahora comprobado que llevan un alto porcentaje de efectividad se enfoca en controlar la producción de sebo y reducir la inflamación.

Se pueden utilizar champús anticaspa, cremas o lociones tópicas con antifúngicos o corticosteroides, y en algunos casos, medicamentos orales. Pero el tratamiento se enfoca en ralentizar el crecimiento de las células de la piel, controlar la inflamación y aliviar los síntomas.

Y es allí donde entra el aceite de semilla de cannabis por sus propiedades antiinflamatorias debido a que pueden ayudar a aliviar la picazón, la inflamación y la descamación asociadas con estas afecciones.

¿Cómo usar el aceite de semilla de cannabis para el cabello?

Más allá de su reputación convencional, este aceite natural guarda en su interior un tesoro de beneficios para tu cabello:

  1. Aplicación en seco:
  • Calienta unas gotas de aceite en la palma de tus manos y frótalas suavemente sobre el cabello seco, centrándote en las puntas y las zonas más secas.
  1. Aplicación en húmedo:
  • Agrega unas gotas de aceite a tu champú o acondicionador habitual para una hidratación profunda durante el lavado.
  1. Masaje capilar:
  • Realiza un suave masaje capilar con el aceite, estimulando la circulación sanguínea y nutriendo el cuero cabelludo.
  1. Tratamiento nocturno:
  • Aplica una cantidad generosa de aceite en el cabello antes de acostarte y deja actuar durante la noche para una hidratación intensa.

Recuerda que la frecuencia de uso y la cantidad de aceite dependerán del tipo de cabello y las necesidades individuales.

Estudios efectuados sobre los beneficios del aceite de semilla de cannabis

Estudios científicos alrededor del mundo avalan el potencial del aceite de cannabis para el cuidado del cabello. Un ejemplo destacado es la investigación publicada en la revista International Journal of Cosmetic Science, titulada «Evaluación de la capacidad hidratante y humectante del aceite de semilla de cannabis en el cabello humano». Este estudio demostró que el aceite de cannabis hidrata y humecta el cabello de manera efectiva, mejorando su elasticidad, brillo y manejabilidad.

En este estudio se le aplico a 20 mujeres con cabello seco o muy seco aceite de semilla de cannabis y un placebo durante 4 semanas dando como resultado que el aceite de semilla de cannabis aumentó significativamente la hidratación del cabello en comparación con el aceite de control y también mejoró la retención de humedad en las hebras del cabello.

El estudio encontró que el aceite de semilla de cannabis es un humectante eficaz para el cabello seco o muy seco. Mejorando la salud y el aspecto del cabello.

Propiedades antiinflamatorias del CBD:

El CBD ha demostrado inhibir la producción de citocinas proinflamatorias en células inmunitarias, lo que posibilita reducir la inflamación del cuero cabelludo asociada con afecciones como la dermatitis seborreica y la psoriasis.

El CBD también tiene propiedades antioxidantes que protegen a las células del cuero cabelludo del daño oxidativo causado por la inflamación.

Consideraciones:

La calidad y concentración del aceite de semilla de cannabis pueden variar significativamente, lo que podría afectar su eficacia.

Es importante consultar con un dermatólogo antes de usar aceite de semilla de cannabis para la inflamación del cuero cabelludo, especialmente si se está utilizando algún otro medicamento.

En general, hay evidencia científica preliminar de que el aceite de semilla de cannabis es un tratamiento beneficioso para condiciones capilares diversas.